¿Y qué hay del derecho al recuerdo? #creatuhistoria

Hace pocos días era noticia la comparecencia de Google y de varios países de la Comunidad Europea ante el Tribunal Europeo con el fin de conocer las diferentes posturas respecto al llamado "derecho al olvido". Es más o menos conocida la postura que mantiene Google, con su política corporativa de saberlo todo de todos con el fin de obtener el mayor rendimiento económico, de negarse a retirar enlaces a información de personas ya fallecidas amparándose para ello en una supuesta lidertad de expresión. Pero al hilo de este debate a mi me surge la pregunta de ¿qué pasa con el derecho al recuerdo?

Hemos oído y repetido hasta la saciedad expresiones como "siempre permanecerás en nuestro recuerdo", "nadie desaparece del todo mientras permanezca en el corazón de alguien" y similares, pero nunca hemos percibido que esas frases alcanzan una nueva dimensión con la tecnología e internet. Nunca nos habíamos planteado que, por primera vez, estamos ante la posibilidad de perpetuar la obra de una persona, para bien o para mal.

El caso es que a aquellos que como yo, nos interesamos por conocer la Historia, se nos abre un nuevo e inmenso abanico de posibilidades gracias al cloud computing y a los servicios digitales. Nadie que yo haya observado hasta ahora se ha fijado en que nos es posible, por fin, ser protagonistas de la Historia. El paso de ser consumidor de contenidos a ser generador de ellos, nos ha propiciado también la posibilidad de dejar de ser meros espectadores a ser los protagonistas de los hechos.

Cuando uno echa la vista atrás con el fin de conocer el pasado, siempre encuentra información sobre personas destacadas por hechos más o menos afortunados: políticos, monarcas, líderes religiosos, deportistas, intelectuales, grandes empresarios, famosos de toda condición... son los que pueblan la geográfica histórica del mundo. Ahora bien ¿son ellos los que realmente han hecho posible el progreso, los cambios, las transformaciones sociales, los avances tecnológicos o la conquista de nuestros derechos como personas? ¿Son ellos los únicos protagonistas de la Historia? Claramente la respuesta es NO.

Somos las personas quienes construimos el futuro trabajando y cincelando el presente. Somos las personas normales y corrientes las que propiciamos los cambios, los avances, las mejoras. No somos más importantes que un jefe de estado, pero ojo, tampoco menos. Las personas somos los verdaderos creadores y protagonistas de las diversas civilizaciones. No hay más que detenerse un momento a reflexionar en el contexto actual que atravesamos. ¿Qué se dirá de nosotros dentro de 1.000 años en los libros de Historia? Nada, sencillamente nada. ¿Y quiénes somos los que estamos pagando las consecuencias de la lamentable situación económica que padecemos? ¿Quiénes están pagando las facturas? Nosotros, el pueblo llano, los que no salimos en la tele ni en los medios de comunicación.

Y ha llegado el momento de poner fin a esto, hay que cambiar el escenario de juego. Y hay que hacerlo porque estamos en un momento de transformación profunda, vivimos una era caracterizada por profundos y rapidísimos cambios de los que no llegamos a ser conscientes. Nos falta altura de miras para percibir la trascendencia futura de lo que ocurre en el presente. Así que se nos debe tener en cuenta y, por tanto, debemos ser recordados como nos merecemos. Por ello, hoy, 21 de marzo de 2013, junto con la llegada de la primavera, nace Legado Digital, un proyecto en el que, juntos, haremos historia. Si quieres acompañarnos en esta nueva aventura, síguenos en Twitter, síguenos en Facebook y preinscríbete en Legado Digital, te divertirás con nosotros, aprenderás con nosotros y, además, podrás ganar alguno de los premios que vamos a sortear con ocasión de nuestra puesta de largo. ¿A qué esperas para unirte a #creatuhistoria? :-)


Comentarios

  1. Javier,
    no más que desearte éxito y buenas dosis de disfrute en esta aventura en la que entiendo formas parte....y si no corrígeme.. ;-)
    Tiene buena pinta y la plataforma web desde la que habéis empezado me gusta...
    Abrazo y nos seguimos viendo..estamos a un click ;-)

    ResponderEliminar
  2. Gracias Kotxean, más que formar parte de esto podríamos decir que soy el germen de la idea :-), un germen que espero inocular a muchas personas porque ellas son las que tienen valor, y no la tecnología.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. La idea es buena, es más, hasta yo entraría en ese proyecto de "Legado Digital" si no fuera porque soy reacia a entrar en cualquier grupo, proyecto o cualquier cosa que altere, aunque sea mínimamente mi libertad.
    Completamente de acuerdo en que hemos entrado en una era de cambios transcendental, y que estamos dejando, como nunca se había hecho hasta ahora, nuestra impronta, una huella indeleble, sin duda ninguna.
    Te deseo lo mejor en esta nueva andadura.

    ResponderEliminar
  4. Hola Teresa,

    No entiendo lo que quieres decir con "entrar en cualquier grupo, proyecto o cualquier cosa que altere, aunque sea mínimamente mi libertad".

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Buenas tardes, Javier. Te contesto.
    Cuando di a la tecla de "publicar" caí entonces, y sólo entonces, de que no me ibas a entender. ¿Cómo te lo explico?
    Al referirme a que no suelo entrar en grupos, proyectos, etc, quería decir, que mi tiempo lo tengo tan repartido, que el hecho de tener que responder o estar pendiente de otros temas, aunque sea una obligación mínima, me resulta complicado. En tu proyecto del Legado Digital, me ha dado la impresión de que hay que estar un poco pendiente, o de hacer un seguimiento. No me hagas demasiado caso, quizá, lo haya entendido mal. Si ha sido así, le echaré una pequeña regañina a mis neuronas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Ah vale Teresa, ya entiendo ahora :-)

    Pues no, Legado Digital no es una red social ni nada parecido que necesite de atención continua, es un servicio con una zona privada que con visitarlo un par de veces estará todo listo. De hecho yo tampoco dispongo de tiempo para dedicarme a más cosas, así que comprendo lo que me cuentas.

    No obstante cuando lo veas todo operativo lo comprenderás mucho mejor, un beso!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Popular Posts

La pintura mural de la Tumba 100 de Hieracómpolis

El lenguaje unificado de la ciencia según el Círculo de Viena

Falsabilidad y contrastabilidad en Popper