Carmen Amaya

Carmen Amaya fue una bailaora de flamenco española de origen gitano, nacida en 1913 y fallecida en 1963. Nacida en una barraca del Somorrostro barcelonés, pronto empezó a ganarse la vida para sí y para los suyos cantando y bailando por calles y tabernas de ciudad.


Fue un genio oscuro y menudo -40 kilos de peso-, que pasó por el baile flamenco como un vendaval de frescor y de vida. Un genio enfundado que la llevaba a hacer en el baile cosas que nadie había hecho antes.

En 1929, su tía la Faraona, y su prima María formó parte del Trío Amaya, que actuó con éxito en París. Seguidamente actuaron por toda Europa y fueron muy admiradas tanto en el extranjero como en su país, sobre todo a partir de la guerra de 1936-39. En 1935 el trío inició una gira por América, donde recorrieron Argentina, Brasil y Estados Unidos. Regresó a España en 1947. Su pasión por la interpretación la llevó al cine, e hizo varias películas, entre las que destacan María de la O (1934), La hija de Juan Simón (1936) y Los Tarantos (1962), último de los filmes en que participó.

Su arte interpretativo era distinto del de otras figuras de la danza española de la época, como Antonia Mercé o Encarnación López. Dotada de un fuerte temperamento y muy intuitiva, ponía mucha emoción en su mímica y fuego en su ritmo.

Tras su muerte prematura salieron bailaoras a puñados que se autoproclamaban "la sucesora de Carmen Amaya", pero casi todas pasaron desapercibidas porque nunca pudo haber una como ella.
Stokowski la vió bailar y le dijo perplejo: "¿Qué clase de diablo será el que llevas en el cuerpo?".

Aquí podéis ver una de sus magníficas actuaciones.



Comentarios

Popular Posts

El método genealógico según Nietzsche

La pintura mural de la Tumba 100 de Hieracómpolis

Xabier surfea en el cielo